3 mar. 2013

"La verdad es la realidad que responde a las preguntas que nos planteamos. El objeto de nuestro conocimiento es conocerla aunque a vece la voluntad no nos lo permita. Nos aferramos a ella argumentando que su certeza es indiscutible aunque a veces no sea así, convirtiéndola en una falsedad. Podemos conocerla mediante teorías filosóficas o sencillamente a través de la confianza, no tan segura y precisa, pero igualmente válida."
La verdad, la realidad, la esencia o como lo queramos llamar, es lo único que no cambia, la base de nosotros mismos. En mi caso puedo afirmar que mi esencia, mi base, lo único que no cambia en mi, es la sonrisa y que por mucho que pese o por mucho que duela, nunca me va a dejar.

1 comentario:

  1. Envidia me provocas entonces. Sana, si, sana. Aunque no probablemente no exista tal tipo de envidia. No lo sé, ¿Quién lo sabe? Y si hay alguien que lo sepa, ¿Quién está dispuesto a creerle? , ¿Quién tiene tiempo para creer en algo hasta las últimas consecuencias?
    Si tienes una sonrisa que nunca te deja, pienso que será porque es lo más auténtico que puede ofrecer al mundo. He ahí el motivo de mi personal envidia…
    (PUBLICA MÁS, ES UNA ORDEN)


    Pero sonriendo :)

    ResponderEliminar